Terapia individual adolescentes y adultos
A lo largo de la vida las personas experimentan diversas crisis o conflictos, frente a los cuales requieren de apoyo para enfrentarlos y disminuir la angustia que les provocan. La adolescencia es la etapa de transición hacia la vida adulta en donde surgen cambios y crisis constantes, por lo que algunos jóvenes se ven envueltos en situaciones riesgosas o conflictivas consigo mismos y con su entorno (grupo de pares, colegio, familia).
Entre las problemáticas más recurrentes se encuentran:
 Baja autoestima
 Ansiedad
 Duelo
 Orientación vocacional
 dificultades con los padres o figuras de autoridad
 Depresión
 Control de la ira
 Crisis vitales
 Estrés
Terapia de parejas
Las parejas experimentan diversas crisis a lo largo de la relación, las cuales pueden generar un distanciamiento, conflictos, inseguridad, violencia, falta de comunicación, divorcio, entre otras.
En muchas ocasiones las parejas presentan dificultades que pueden solucionarse cambiando sus pautas de interacción desde la terapia. Aquí se atienden las necesidades de cada uno de los miembros favoreciendo el reencuentro de la pareja, la conexión emocional, la admiración y el sentido de trascendencia junto al otro.
Disfunciones sexuales
Hombres como mujeres pueden experimentar dificultades durante el acto sexual, afectando distintos ámbitos de la vida, tanto personales como en la relación con otros. Esto puede ir deteriorando su autoestima, las relaciones con el entorno, su bienestar
psicológico y su calidad de vida. El objetivo de la terapia psicológica es favorecer la confianza y seguridad personal y en
el compañero, mejorar la intimidad de la pareja, desarrollar nuevos escenarios sexuales, resolver los conflictos en torno al manejo de las emociones y generar expectativas de cambio.
Disfunciones sexuales femeninas: la anorgasmia (dificultad para alcanzar el orgasmo o ausencia de éste), deseo sexual hipoactivo, vaginismo (contracción involuntaria de los músculos que rodean la vagina) y dispareunia (dolor genital durante o después del coito).
Disfunciones sexuales masculinas: deseo sexual hipoactivo (disminución o pérdida del deseo sexual), disfunción eréctil, eyaculación precoz y eyaculación retardada.

“Equipo multidisciplinario pionero en la

V región en el tratamiento integral de las

disfunciones de suelo pélvico y sexualidad

Contacto Pelvisalud
SERVICIOS